Fármacos similares a las tiazolidinedionas potencian la acción de la quimioterapia

Unos fármacos experimentales similares a las tiazolidinedionas (TZD) vuelven a las células tumorales más vulnerables a los agentes quimioterápicos tradicionales, según un estudio que se acaba de publicar en Proceedings of the National Academy of Sciences.

targeted-nanoparticlesLos responsables de esta investigación, dirigida por Bruce Spiegelman, del Instituto del Cáncer Dana-Farber (Boston, Estados Unidos), han demostrado en líneas de células tumorales y en modelos animales que esos compuestos - que actúan como ligandos de PPAR-gamma- sensibilizan a las células de cáncer de pulmón frente a la quimioterapia con carboplatino.

Los tumores de los roedores tratados una combinación de carboplatino y uno de los compuestos experimentales, SR1664, mostraron una mayor reducción que los tratados solo con carboplatino.

La combinación también se mostró eficaz en células de cáncer de mama triple negativo, induciendo su autodestrucción. No obstante, en otros tipos de tumores los resultados no fueron tan positivos.

Nuevo proceso celular

Los fármacos experimentales empleados en este estudio van dirigidos a un proceso celular recién descubierto, mediante el cual las células se autorreparan en respuesta las lesiones del ADN, como las causadas por ciertos agentes quimioterápicos. Ese proceso implica la fosforilación del receptor gamma activado por el factor proliferador de peroxisomas (PPAR-gamma), que es esencial para el desarrollo de los adipocitos. PPAR-gamma, que es también la diana de las TZD, se expresa en diversos cánceres, como los de pulmón, mama triple negativo, colorrectal y pancreático.

El potencial de los antidiabéticos en combinación con quimioterapia no es nuevo; en 2007, el equipo del propio Spiegelman demostró los posibles beneficios de rosiglitazona en combinación con quimioterapia basada en platino. Sin embargo, las advertencias lanzadas por la Agencia estadounidense de Alimentos y Fármacos (FDA) sobre el riesgo cardiovascular de este fármaco dejaron en vía muerta esta línea de investigación, a pesar de que la FDA descartó posteriormente esos efectos adversos.

Los fármacos empleados en el nuevo estudio actúan de una forma diferente a las TZD convencionales. Los científicos los han bautizado como ligandos agonistas no canónicos de PPAR-gamma, ya que presentan muchas de las propiedades de los antidiabéticos TZD, pero con menos efectos adversos relacionados con la ganancia de peso, la pérdida de masa ósea o la retención de líquidos.

Spiegel considera que, al haber identificado la fosforilación de PPAR-gama como un mecanismo que permite a las células repararlas lesiones del ADN, se han "sentado las bases racionales para el uso de estos ligandos agonistas de PPAR-gamma con el fin de volver a las células tumorales más sensibles a la quimioterapia".
enero 9/2018 (diariomedico.com)

Distribuir contenido