Un microchip fluídico diagnosticará de manera fiable y barata diversas enfermedades

Investigadores de la Universidad Nacional de Singapur han desarrollado un sistema poco costoso y altamente fiable para la detección rápida de moléculas biológicas sin necesidad de métodos colorimétricos.

biomoleculasSe basa en los desplazamientos laterales de un sustrato de micropartículas alineadas y cuantifica las biomoléculas en función del cambio de fuerza sobre la superficie y el tamaño.

La detección de las biomoléculas por este método ocurre en tiempo real, por lo que supera a cualquier otra técnica en este aspecto. Zhang Yong, miembro del Departamento de Ingeniería Biomédica del citado centro, afirma que la invención es un ejemplo de tecnología diagnóstica disruptiva. Con un tamaño de tan solo 6 mm cúbicos y un peso de medio gramo, el biochip puede detectar proteínas a concentraciones tan bajas como 150 picomolar, así como vesículas formadas por nanopolímeros hasta un umbral de 3.7 microgramos por mililitro.

La posibilidad de usarlo con un microscopio de laboratorio convencional lo hace ideal para su uso diagnóstico de manera ambulatoria o en lugares con pobre infraestructura sanitaria.

Zhang manifiesta que este tipo de técnicas podrían ser también utilizadas para la detección de otras nanobiomoléculas, como los ácidos nucleicos y los virus. Para complementar las funciones del biochip, el equipo científico está desarrollando un accesorio aplicable al teléfono móvil y una bomba microfluídica para su uso fuera del laboratorio.
abril 16/2018 (immedicohospitalario.es)

Distribuir contenido