Inhibidores de ciclinas refuerzan el estándar terapéutico en cáncer de mama hormonodependiente

La Journal of Clinical Oncology ha publicado un ensayo clínico fase 3 randomizado que comparaba el tratamiento estándar en cáncer de mama metastático hormonodependiente con un tratamiento experimental combinado que incorporaba un fármaco de la familia de los inhibidores de ciclinas dependientes de cinasas.

cáncer de mama1Desarrollado en los principales hospitales y Servicios de Oncología Médica del mundo, el objetivo principal de este ensayo clínico internacional multicéntrico, ha sido comprobar que esta nueva estrategia combinada era superior al tratamiento estándar, tanto en primera como en segunda línea, en carcinoma de mama metastático hormonodependiente.

Los centros seleccionados para su puesta en marcha han ofrecido esta oportunidad de tratamiento a las pacientes en esta situación clínica, de modo que un elevado número de mujeres a nivel local y nacional han podido beneficiarse de manera precoz de esta innovación terapéutica.

Nueva estrategia

“Los resultados han sido positivos,  comenta Luis de la Cruz Merino, Jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla y coautor del estudio- por lo que establece un nuevo estándar de tratamiento en esta enfermedad en esta situación clínica, confirmando y añadiéndose a los resultados obtenidos con otros inhibidores de ciclinas en estudios previos”.

En concreto, se ha logrado alcanzar el objetivo principal del estudio que era retrasar la progresión de enfermedad casi 8 meses, de 12,8 a 20,5 meses. “Estos resultados desde un punto de vista clínico son muy relevantes y cumplen satisfactoriamente los recientes criterios de magnitud de beneficio clínico establecidos por la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO)”, ha explicado de la Cruz.

En su opinión, “se confirma que esta familia de fármacos (los inhibidores de ciclinas dependientes de cinasas) en combinación con tratamiento hormonal, en este caso con fulvestrant, son netamente superiores a la terapia previamente considerada estándar, y los datos permiten asegurar que este beneficio no solo es estadísticamente significativo sino que también clínicamente muy relevante, a expensas de una toxicidad manejable que suele ser de grado ligero-moderado”.
julio 30/2018 (diariomedico.com)

 

Distribuir contenido